Descubre las ventajas y desventajas de los suelos laminados

El suelo laminado es una de las mejores soluciones para aquellos que buscan una buena relación calidad-precio, comodidad y belleza. Por lo general, su costo es más atractivo que los pisos de madera natural y existe una gran variedad de texturas.

El suelo laminado tiene muchos puntos positivos, como el hecho de que está hecho de madera reforestada, su durabilidad, resistencia al rayado, fácil mantenimiento y limpieza, y aplicación simplificada. Además, este tipo de pavimento se puede colocar en la mayoría de ambientes interiores y combina con la mayoría de estilos de decoración .

Ventajas y desventajas de los pisos laminados

1. El suelo laminado es fácil de mantener

Este tipo de revestimiento es muy práctico a la hora de limpiar, ya que no requiere mucho esfuerzo ni materiales especiales. No obstante, se recomienda limpiarlo con una escoba de cerdas suaves y un paño húmedo con un producto de limpieza adecuado. Es importante que el suelo no se lave, ya que no tiene mucha resistencia al agua.

2. El suelo laminado es rentable

El precio de los pisos laminados es mucho más bajo que el valor de los pisos de madera natural, y el impacto visual es extremadamente similar. Esto se debe al menor costo de su proceso de fabricación.

Además, se reduce el coste de instalación de suelo laminado y se optimiza el tiempo. El revestimiento laminado no requiere acabado y, en comparación con otros tipos de revestimiento, se ensucia menos durante la aplicación.

3. El suelo laminado es un excelente aislante térmico y acústico

El suelo laminado es un revestimiento capaz de hacer que el ambiente sea muy acogedor, especialmente en las regiones más frías. El piso está instalado sobre mantas de polietileno, funcionando como un excelente aislante térmico. Esto lo convierte en un aislante acústico, dejando el ambiente más silencioso, lo que es perfecto para dormitorios y salas de televisión.

4. El piso laminado tiene baja resistencia a la humedad

Este tipo de revestimiento de suelo no presenta una gran resistencia al contacto directo y constante con el agua. Si esto ocurre, el piso puede deformarse y desgastarse con el tiempo, dejando el ambiente poco elegante y propenso a accidentes. Además, algunos modelos pueden ser resbaladizos.

Tipos de suelo laminado

Hay muchos tipos de pisos laminados, ya que hay diferentes patrones de pisos de madera laminada. Los colores varían y también los “estampados”, pero todos están destinados a “imitar” la madera.

También existe otra forma de clasificar los tipos de suelo laminado, según el grosor del laminado. En este caso, existen dos tipos de suelo laminado: HDF (High Density Fiberboard) y HPP (High Density Particle Panel).

Una última forma de dividir los tipos de suelo laminado es a modo de instalación, es decir, entre suelo laminado encajado/encastrado y encolado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *